caderno dun rencoroso enfermo de cinefilia
Inicio > Historias > Autodeterminación
> Autodeterminación <

Contábano onte os de Vieiros: un grupo composto por mais de dous centos escritores, intelectuais e artistas tomou a iniciativa de enviar unha carta ao presidente do governo español, José Luis Rodríguez Zapatero, pedíndolle que apoie a autodeterminación do povo saharauí. Entre os asinantes figuran Manuel Rivas, Agustín Fernández Paz, Antonio Ventura, Fernando Sánchez Dragó, Javier Reverte, Mariasun Landa, Suso de Toro, Fina Casalderrey, José Antonio Labordeta, José Luis Alcaine, Ryszard Kapuscinsky, Víctor Erice ou o meu amigo Xabier Docampo. Esta bitácora non pode deixar de sumarse a esta xustísima reivindicación co entusiasmo e o resentimento ladrador que a caracteriza. Lean e pensen.

Sr. José Luis Rodríguez Zapatero
Presidente del Gobierno Español

Señor Presidente:

El sostenimiento de la paz, el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas y la búsqueda de soluciones justas le llevó a Vd. a adoptar como primera medida de su Gobierno la retirada de las tropas españolas en Irak. Vd. sabía que esa decisión era reclamada y respaldada por una mayoría del pueblo español. Nos satisface que nuestro país se coloque en primera línea en la batalla por la justicia en el mundo, la única batalla que merece la pena librar.

Estamos al tanto de sus manifestaciones, y de las de algunos miembros de su Gobierno, acerca de la situación de los saharauis que sobreviven en los campamentos de refugiados de Tinduf. Los firmantes, vinculados personal, afectiva y profesionalmente con el Sáhara Occidental, reclamamos de Vd. un paso adelante en el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, que han fallado en varias ocasiones y desde 1963 a favor de la autodeterminación del Pueblo Saharaui, cuando consideró a España como potencia administradora.

Queremos ahorrarle una prolija enumeración de resoluciones, negociaciones, acuerdos incumplidos y referenda nunca celebrados. Tanto Vd. como el Ministro de Asuntos Exteriores conocen o tienen a su disposición el historial del conflicto y de la carga de sangre, dolor y desarraigo durante estos veintinueve años, que pueden resumirse en tres hechos:

1. España, debido a circunstancias políticas que no merece la pena recordar pero que no tienen justificación ética, abandonó ignominiosamente a su suerte al Pueblo Saharaui, con el que estuvo vinculado durante más de cien años.

2. Después de la guerra desigual que el Pueblo Saharaui mantuvo con Mauritania por un lado y con Marruecos por otro, y una vez firmados los acuerdos de paz, numerosas resoluciones de Naciones Unidas han reafirmado el derecho a la Autodeterminación del Pueblo Saharaui, con negociaciones que llevaron a los sucesivos Planes Baker, acuerdos que han sido sistemáticamente incumplidos por Marruecos.

3. Casi treinta años después de los Acuerdos de Madrid, doscientos mil saharauis, de ancianos a niños, malviven en los campamentos de refugiados, reclamando desde el desierto el cumplimiento de estos acuerdos internacionales.

Los sucesivos Gobiernos españoles, desde 1975 hasta ahora, han mantenido estos años posiciones ambiguas, cuando no contradictorias. Por respeto, y porque no sirve de nada evocar el pasado, también vamos a ahorrarle referirnos a titubeos políticos que no han servido más que para diferir una solución justa al conflicto. Es hora de mirar hacia el futuro y consolidar una línea política que, en sintonía con lo decidido con nuestras tropas en Irak, haga prevalecer la justicia por encima de la ilegalidad, el derecho internacional frente al uso de la fuerza.

En nuestro país, la corriente de solidaridad con el Pueblo Saharaui forma un río crecido, aunque en ocasiones silencioso. Quizá contagiados por la misma paciencia saharaui, los miles de familias que acogen durante los veranos a niños saharauis del proyecto Vacaciones en paz, quienes visitamos los campamentos de refugiados, fotografiamos las jaimas, escribimos sobre sus habitantes o su cultura, rescatamos sus tradiciones, participamos en actos de solidaridad... siempre hemos pensado que tarde o temprano prevalecerá la justicia.

Pero ya se hace tarde y no podemos esperar más. Casi treinta años viviendo en el desierto han dado lugar a una segunda generación de niños saharauis que no conocen más horizonte que la hamada y no tienen otro sueño que regresar a su país. Estos niños estudian en hassanía y en español, y sus poetas escriben y publican en nuestra misma lengua. No podemos esperar ya que azarosas circunstancias de la política internacional permitan poner sobre la mesa un problema tan estremecedor como el de un pueblo que un año más, un verano más, espera sobrevivir al bochorno del desierto.

Es posible que a los saharauis aún les quede lugar para la paciencia, pero nosotros creemos que ya ha llegado la hora. Los firmantes nos dirigimos a Vd. para reclamar que su Gobierno apueste clara e inequívocamente por el cumplimiento del derecho internacional en el caso del Pueblo Saharaui. Como Vd. ha demostrado hace poco, uno no puede situarse en una posición equidistante del agresor y de la víctima. La responsabilidad ética con los saharauis debe colocarse a la misma altura a la que ellos, los saharauis, manifiestan sus vínculos y su confianza en el pueblo español.

Esperamos que en un inmediato futuro Vd. y su Gobierno utilicen su palabra y su prestigio para comprometerse con esta causa justa. Que utilicen sus buenos oficios, públicos unos y secretos otros, para solucionar en los ámbitos correspondientes un conflicto que España planteó y que España debe contribuir a resolver. Al tiempo que nos dirigimos a Vd. nos pondremos contacto con el Ministro de Asuntos Exteriores y las Ministras de Educación y Cultura para exigir soluciones de asuntos urgentes que afectan a sus respectivas competencias.

Disponen Vds. de un capital político que administrar y acrecentar. Nuestro país es solidario con la causa saharaui, aunque este sea un asunto que nunca aparezca en las encuestas de opinión. Confiamos que respondan a este sentimiento que, además, tiene un sentido de estricta justicia.

Atentamente,

Los 190 firmantes.

Para saber mais: Sáhara Galicia, asociación de solidariedade co povo saharauí.

2004-08-18, 01:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://pawley.blogalia.com//trackbacks/20866

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.109.48 (753af037c7)
Comentario









os arquivos estranhos




correo:diasestranhos()gmail.com

O sistema de comentarios está á disposición dos lectores de "signos de vida" (antes "días estranhos") exclusivamente para a publicación de opinións e comentarios relacionados co contido deste blog. Calquera texto publicado por medio do referido sistema non reflicte necesariamente a opinión do autor deste blog. As opinións e informacións publicadas no sistema de comentarios son de autoría e responsabilidade integral dos leitores que del fixeran uso. O autor deste blog resérvase o dereito de suprimir os comentarios e textos que considere ofensivos, difamatorios, calumniosos, preconceitosos ou de algunha forma perxudiciais a terceiros. Textos de carácter promocional ou inseridos no sistema sen a debida identificación do autor (nome completo e enderezo válido de e-mail) tamén poderán ser eliminados.


Licenza de 
Creative Commons
Esta obra está baixo unha licenza Recoñecemento-NonComercial-CompartirIgual 2.5 de Creative Commons. Blogalia

Blogalia

(c) Martin Pawley